Remedios Naturales Contra El Esguince De Tobillo

curar los tobillos

El esguince de tobillo provoca un dolor agudo e inflamación en la zona que afecta la circulación. La primera medida a tomar es inmovilizar el pie, evitar presiones y ponerlo en alto. De acuerdo a la gravedad de la lesión se pueden necesitar tratamientos traumatológicos. Asimismo, en todos los casos, los remedios caseros complementarios facilitan la recuperación y alivian el dolor.

 

Hielo para el esguince de tobillo

Desde el hecho que provoca la lesión o estiramiento en los ligamentos el hielo es efectivo para desinflamar. En ningún momento debe aplicar de forma directa porque podría ocasionar quemaduras en la piel, se puede aplicar en suero o dentro de un paño cada tres o cuatro horas. Lo dejaremos reposar en la zona alrededor de 15 minutos en cada sesión.Tratamiento contra el esguince

Arcilla para el dolor de tobillo

Durante las noches los dolores corporales se hacen más intensos, hasta el punto de afectar el descanso. Antes de ir a la cama se puede frotar el tobillo con dos cucharadas de arcilla verde en vino tinto y deje actuar una hora. Las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias calman el dolor.

Beneficios del ajo para el dolor y los hematomas recomendado

Es común ver la presencia de hematomas cuando se produce un esguince de tobillos, si realizas deporte las tendrás continuamente. El ajo posee sustancias sulfurosas que favorecen la circulación sanguínea y disminuyen los mismos. Además, sus propiedades relajantes actúan con rapidez sobre el dolor. Dos veces al día realizar masajes suaves con un diente de ajo triturado en té de coco.

Pasta de cebolla

En cualquier cocina se puede encontrar cebolla y sal. Dos ingredientes que, al combinarlos, se convierten en un remedio casero muy eficaz para el esguince de tobillo. Se pica la cebolla, se agrega sal y con la pasta resultante se cubre la zona lesionada. Los efectos son desinflamación y alivio.

Aceites naturales

Son conocidos los beneficios de los aceites naturales para la salud en general. Algunos de ellos, en el uso externo, poseen propiedades antiinflamatorias y analgésicas. Los más recomendados son de coco, de cúrcuma, de oliva o ajo. Mediante un vendaje se aplica en el tobillo durante 30 minutos para reducir el dolor y la inflamación.

Agua son sal y vinagre

Otro de los remedios caseros muy económico y sencillo de realizar que mejora el flujo sanguíneo. En un recipiente con agua se agregan una taza de vinagre y dos cucharadas de sal. Se sumerge el pie en el cuenco durante 20 o 30 minutos. El efecto es relajante y desinflamante.

Si deseas aliviar el fuerte dolor causado por una torcedura de pie o un esguince de tobillo prueba con estos remedios naturales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *